Dos consejos para emprender



A veces me han escrito y consultado acerca de cómo inicié mi negocito de muñecas. He dado ciertos consejos pensando en lo que les puede servir aunque esto es bastante subjetivo, aún así, me alegra ver cuando alguno de estos consejos ha dado un buen resultado y voy comprobando que con aciertos y errores  lo que he aprendido puede valer.

Cada día hay más personas interesadas en ocuparse en oficios y aprovechar sus talentos y gustos para realizar un emprendimiento personal. Requiere de cierto valor pero efectivamente puede significar un ingreso extra o incluso un cambio muy importante en la vida y transformarse en un real emprendimiento. Yo misma fui inspirada a realizar mi proyecto al observar a otros que se dispusieron a cumplir esta meta, pero ellos también me dieron consejos a mí. Uno muy importante, creo que el más importante de todos es la perseverancia.

Recuerdo un profesor de dibujo que decía: “Hay que empezar a dibujar, ojalá todos los días, entonces verás que al dibujo n° 2.000 va a ver resultados importantes” puede parecer extremo, pero no es tan así, efectivamente en todo ámbito de la vida el éxito o las soluciones pueden estar a la vuelta de la esquina, pero para llegar a ella no podemos frustrarnos y cambiar direcciones a cada tropiezo, hay que establecer una dirección lo suficientemente clara y perseverar.

En el camino las cosas evolucionan, las ideas se mejoran, los materiales se escogen mejor y también uno se encuentra más consigo mismo y lo que quiere expresar y ofrecer, el producto puede ir mutando, pero ciertamente los resultados solo se observan cuando uno mantiene la constancia el tiempo suficiente. Mi primera muñeca dista mucho de ser como las que ahora realizo, efectivamente tuve que hacer muchas y buscar muchas soluciones, estudiar mucho cómo emprender mejor y ahora logro percibir que la perseverancia es la primera y más cierta regla.

Siempre hay muchas dudas, especialmente cuando uno crea un trabajo muy personal, siempre aparecen cuestionamientos como: “Tal vez si realizo algo más comercial” “ Tal vez lo que estoy haciendo no tiene cabida o no gusta a tantas personas” Lo que yo he descubierto es que en general todo lo que uno crea tiene un público, un target, como se dice, siempre habrán personas que armonizan con lo que realizas, el asunto no es pensar en que no existen, el asunto es llegar a ellos.

Si la perseverancia me parece la virtud más importante para emprender en un oficio creativo, me parece que el error más importante es no proyectarse a encontrar el target adecuado y realizar las acciones necesarias para este fin.

Cuando uno realiza algo bello, lamentablemente no siempre es suficiente. Cuando uno toma su labor como una actividad seria debe inevitablemente considerar aspectos de difusión y ocuparse en ellos además de los aspectos creativos, casi 50% y 50%, puede que no guste mucho hacerlo o que uno considere que no sirve para labores de promoción, pero en el fondo no es tan difícil, más bien puede ser un poco desconocido y hay que ocupar un tiempo para investigar las opciones. Yo soy un claro ejemplo de una persona bastante torpe con temas de difusión por Internet, veo que hay artistas que están en todas las páginas importantes y que tienen mucho dominio en el diseño de sus propias páginas y logos y edición fotográfica, etc. Yo por el contrario hago lo que puedo de formas bastante precarias, pero intento que las pocas cosas que domino o que logro realizar mantengan ese puente entre mi trabajo y las personas. Aún me falta mucho por aprender y muchas veces la labor creativa toma todo mi tiempo, pero mi proyecto ha logrado funcionar bastante bien gracias a que no me desentiendo de esta función, no basta pensar que porque es bello la gente llegará corriendo, el movimiento es siempre al revés, uno debe ocuparse de crear el puente que los lleve hasta tu trabajo. Solo de esa forma logras encontrar a aquellas personas que sincronizan con tu creatividad.

Estos dos simples consejos han sido fundamentales para mí. Hay varios más y también más específicos que han surgido con el tiempo y que ofreceré en futuros post, sabiendo eso sí que mientras más específicos sean más subjetivos resultan. Pero sin estos dos primeros aspectos las bases de un emprendimiento creativo quedan un poquito flojas.

Espero que esto sirva a algunos que leen como me ha servido a mí.