Petuquis étnicas

Empezó como el deseo de hacerme una muñeca estilo etnico para mí pero una vez que me decidí a intentarlo me dí cuenta que se volvería un gran placer hacer más. Trabajar sin moldes implica tener mucha paciencia, hacer caritas, por ejemplo, no es sencillo cuando siempre se parte de cero, muchas veces no estoy en el estado ni con el tiempo para sentarme y crear la carita preciosa que quisiera, para conseguir una carita dejo de lado varias que significaron varios intentos. Las caritas para las muñecas étnicas debían tener una característica distinta a mis otras caritas y no sabía si sería posible, pero resulto que pude moldear una forma de rostro que me parecio satisfactoria y relativamente sencilla, ahora se han vuelto uno de mis estilos de caras favoritos. Se que me queda mucho por hacer y probar aún y eso es lo más entretenido, hay tantos materiales con los cuales se puede trabajar y decorar estas muñecas. Estas son las muñecas que he realizado hasta ahora y no me canso de mirarlas.